Técnicas

Osteopatía

Se trata de una terapia manual que aborda al paciente de forma global y que ayuda a aliviar, corregir y recuperar lesiones músculo-esqueléticas y patologías orgánicas.

Se aplican técnicas manuales dirigidas a los tejidos identificados como patológicos en el diagnóstico osteopático. Promueve o recupera la homeostasia o equilibrio mecánico del conjunto de los tejidos corporales músculo-esqueléticos, nerviosos, viscerales, circulatorios etc.

A partir de un análisis funcional, se utiliza un conjunto de métodos y técnicas con finalidad terapéutica y/o preventiva. Dichos métodos son implementados manualmente sobre los tejidos musculares, articulares, conjuntivos, nerviosos etc, que obtienen de forma directa o refleja, reacciones fisiológicas que equilibran y normalizan las diferentes alteraciones musculares, osteoarticulares, orgánicas y funcionales. Todo ello, para mejorar o resolver el cuadro clínico e incidir especialmente en sus manifestaciones.

 

La osteopatía aborda
al ser humano
como un todo

Aunque a la Osteopatía se le relacione fundamentalmente con problemas que afectan al aparato locomotor, lo cierto es que trata al ser humano de forma global, es decir, como un todo. Restablece el equilibrio mediante técnicas manuales dirigidas a cualquiera de los tejidos afectados, ya sean del sistema músculo-esquelético, visceral, nervioso, entre otros.