Técnicas

Kinesiotaping

Es también conocido como vendaje neuromuscular. Se trata de una técnica de vendaje en la que se utilizan unas vendas de algodón con cierta elasticidad y con adhesivo. El kinesiotaping puede utilizarse en un amplio abanico de patologías para aliviar el dolor y otorgar mayor movilidad.

Beneficios del kinesiotaping o vendaje neuromuscular:

  • Alivia el dolor: tiene un efecto analgésico sobre el paciente. Consigue aliviar el dolor porque la presión de los receptores sensoriales subcutáneos disminuye.
  • Da movilidad: ayuda a lograr una mayor movilidad tras una lesión ya que mejora la respuesta neuro-mecánica.
  • Disminución de inflamación y hematoma: las tiras de tape aceleran el drenaje local en la zona afectada donde son aplicadas, así como la circulación sanguínea y la eliminación de líquidos. Su uso contribuye en la disminución de la inflamación y en caso de que haya un hematoma también lo reduce.
  • No hay limitación: no restringe los gestos deportivos, con lo cual permite realizar entrenamientos funcionales para una correcta recuperación. No será un impedimento para realizar ejercicios de rehabilitación (según sea el tipo).
  • Estimulación de músculos: favorece la capacidad para contraerse de los músculos, de esta manera alivia el dolor o la fatiga y evita posibles calambres.
  • Problemas posturales: puede colaborar de manera significativa a solucionar problemas derivados de malas posturas. Esto es posible ya que el kinesiotaping estimula receptores que permiten al paciente tener más conciencia del propio cuerpo y también de aquellos posibles desequilibrios que tenga.

Adicionalmente, se encuentran dos ventajas a la hora de su aplicación y en cuestiones funcionales. El kinesiotaping se aplica de manera fácil y rápida por un fisioterapeuta y se cae solo tras 3 o 4 días, ya que pierde sus propiedades iniciales. Aparte, la diferencia con otro tipo de vendajes e inmovilizaciones, es que es resistente al agua.