Servicios > Fisioterapia

Fisioterapia
Traumatológica

Aborda todas aquellas patologías en donde se ve afectado el sistema músculo-esquelético, es decir: huesos, articulaciones, músculos, tendones, ligamentos. Su principal objetivo es preservar la función y la movilidad de la zona afectada.

Fisioterapia en la disfunción témporo-mandibular (ATM)

Por medio de la fisioterapia
traumatológica conseguimos:

  • Aliviar el dolor del paciente
  • Disminuir la inflamación y el edema
  • Recuperar y/o mejorar la movilidad de la zona
  • Recuperar la funcionalidad
  • Ayudar al paciente a retomar sus actividades cotidianas

Entre las patologías más comunes y que tratamos en Nuestro Centro se encuentran:

Roturas fibrilares, roturas musculares, distensiones.

Fracturas, luxaciones, esguinces

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contracturas

Pueden ocasionar
dolores musculares.

Cervicalgias, dorsalgias y lumbagias

Cervicalgias: dolor en la zona del cuello y base de la cabeza. Dorsalgias: dolor entre los omóplatos y centro de la espalda.  Lumbagias: dolor en la parte baja de la espalda que puede irradiar dolor hacia los miembros inferiores como es el caso de la ciática.

.

Latigazo cervical

Dolor en la zona cervical
tras accidente de tráfico

.

Hernias discales

Afectación del disco
intervertebral

.

Afecciones reumáticas y degenerativas

 

Fibromialgia, artrosis
(degeneración de los cartílagos
articulares), artritis (inflamación
de las articulaciones)

 

 

Lesiones en la articulación témporo – mandibular (ATM)

Se trata de dolencias en la articulación de la mandíbula, por ejemplo al abrir la boca o con la masticación y, dependiendo de la gravedad, puede referir chasquido. Es una molestia bastante desagradable que puede llegar a irradiar a otras zonas (cabeza, cuello, etc).

.

Fascitis plantar

Inflamación de la fascia de la planta del pie. La fascia es un tejido intermedio entre el músculo y el tendón. Consiste en una capa fina y aplanada que está situada en la planta del pie y que se puede inflamar por diversos motivos, entre ellos: una mala pisada, cambio de calzado, espolones calcáneos, cambios en la biomecánica de la marcha (forma de caminar o por alguna otra afectación en articulaciones vecinas, como la cadera, la rodilla.

.

Escoliosis y otras deformidades de la columna

Se trata de desviaciones de la columna o deformidades en las vértebras que estén produciendo alteración de las
estructuras. Pueden producir dolor o limitación de la movilidad.

 

 

 

 

 

 

.

Rehabilitación tras intervenciones quirúrgicas

Es de suma importancia comenzar la fisioterapia lo antes posible tras una cirugía traumatológica, como pueden ser: artroscopia, colocación de prótesis (cadera, rodilla, hombro), artroplastias (cirugías sobre los ligamentos, meniscos), colocación de material de osteosíntesis como tornillos, placas tras fracturas.

.

Fisioterapia preoperatoria

También se recomienda realizar fisioterapia antes de la intervención quirúrgica, pues los resultados serán proporcionales a lo preparado que vaya el paciente a la cirugía y la inmediatez con la que comience su recuperación. De esta manera, se evitan problemas como la adherencia de las cicatrices, pérdida de masa muscular y pérdida de movilidad.