Técnicas

Fibrólisis Instrumental Miofascial (Ganchos)

Se trata de una técnica que utiliza una serie de ganchos de diferentes tamaños según la zona a tratar, con la finalidad de resolver adherencias, movilizar tejidos.

La aponeurosis o fascia es un tejido similar al tendón pero con forma plana, que sirve para unir las diferentes estructuras del cuerpo. Es el tejido que nos da estabilidad y forma a nuestro cuerpo. Podemos presentar adherencias en la fascia o en la unión de ésta con los diferentes planos musculares, generando dolor, disminución en la movilidad de los tejidos, entre otras molestias.

Para el tratamiento de estas estructuras adheridas es posible emplear la fibrólisis instrumental.
A pesar del aspecto agresivo de los ganchos, el tratamiento es totalmente soportable.

Beneficios:

  • Acción mecánica: eliminación de las adherencias producidas por depósitos úricos o cálcicos, localizados principalmente donde existen estancamientos venosos o alrededor de las articulaciones. Esto genera un aumento en el movimiento de los diferentes planos musculares y normaliza el movimiento.
  • Efecto circulatorio: aumenta la circulación local como linfática, ayudando a la eliminación de toxinas y sustancias de desecho (por ejemplo tras un hematoma por un esguince).

Esta técnica se dio a conocer por el éxito que obtuvo en el tratamiento de la neuralgia de Arnold y la fascitis plantar, pero sus beneficios van más allá. Podemos utilizarla en:

  • Cualquier problema mecánico en el que no haya un buen deslizamiento entre los distintos planos musculares (tendinitis, túnel carpiano, esguinces, periostitis, pubalgias, contracturas, etc).
  • A nivel vascular (problemas de retorno venoso de miembros inferiores, síndrome compartimental, entre otros).
  • En problemas neurológicos derivados de una irritación mecánica del nervio (atrapamientos nerviosos).