Técnicas

Ecografía

Ofrece la posibilidad de valorar los tejidos en tiempo real. Esto nos permite realizar inspecciones dinámicas, es decir, visualizar las estructuras en movimiento. En fisioterapia es de gran utilidad el uso del ecógrafo para valorar in situ la aplicación de los tratamientos.

Se trata de una herramienta dinámica y muy eficaz, que se utiliza como parte del examen físico del paciente y que permite:

  • Evaluar, en tiempo real y de forma comparativa y objetiva, el tejido lesionado.
  • Estructurar adecuadamente el programa de Fisioterapia.
  • Valorar en las sesiones sucesivas la evolución del paciente que está recibiendo el tratamiento de fisioterapia. Esto nos ayuda a mejorar la calidad de la atención prestada.

Dos premisas básicas
de esta herramienta son:

  • Mejorar la evaluación.
  • Optimizar el posterior tratamiento del paciente.

Beneficios de la Ecografía

Es una herramienta muy útil en la valoración de partes blandas (tendón, músculo, bursa, ligamento, tejido celular subcutáneo, vísceras, nervios periféricos, vasos sanguíneos, etc) y cortical ósea.  Tiene la gran ventaja de que es económica, rápida y que no presenta prácticamente ninguna contraindicación, en comparación con otras pruebas de imagen.

Ofrece la posibilidad de valorar los tejidos en tiempo real. Esto nos permite realizar inspecciones dinámicas, es decir, visualizar las estructuras en movimiento. En fisioterapia es de gran utilidad el uso del ecógrafo para valorar in situ la aplicación de los tratamientos.  

Además, podemos tener biofeedback con el paciente cuando le enseñamos la contracción de algún músculo determinado, o incluso para guiar alguna técnica invasiva como la punción seca.