Técnicas

Drenaje Circulatorio

Engloba un conjunto de técnicas de masaje aplicadas a favor de la circulación sanguínea, con el objetivo de activar el riego sanguíneo y linfático y de favorecer el intercambio celular. Es ideal para personas con piernas cansadas que retienen líquido o que sufren de sobrepeso.

Al movilizar los líquidos corporales, se consigue por un lado, que los nutrientes lleguen mejor a las células, y por otro, que las toxinas circulantes alcancen los órganos y ganglios encargados de eliminarlas.

La técnica consiste en movilizar los líquidos corporales, actuando directamente sobre los vasos sanguíneos y linfáticos, e indirectamente sobre las terminaciones neuromotoras. Este procedimiento contribuye con el funcionamiento del músculo cardíaco y potencia la distribución sanguínea desde los órganos internos hacia los músculos y la piel. Como resultado, se genera un incremento en la temperatura corporal que calienta y transforma los tejidos, previniendo lesiones circulatorias.

El Drenaje Circulatorio contribuye a:

  • Mejorar el intercambio de nutrientes en los tejidos.
  • Favorecer el retorno venoso, muchas veces dificultado por los largos periodos en los que permanecemos de pie, el retorno insuficiente de las venas, la retención de líquidos y la obesidad.
  • Aliviar la presión a la que es sometido el sistema circulatorio, consiguiendo una mejora del dolor.
  • Mejorar la sensación de piernas cansadas.
  • Mejorar la eliminación de líquidos, por su actuación sobre el sistema linfático.
  • Mejorar el tránsito intestinal.