Durante este periodo el bebé va a experimentar importantes cambios. El sistema nervioso está en continua y progresiva maduración; esto junto a los estímulos que percibe y la relación que establece con su entorno producirán la adquisición de nuevas habilidades.

¿Cómo es el desarrollo normal de un bebé de 6 a 12 meses?

Atenderemos a 6 aspectos importantes:

1. Desarrollo motor grueso

– Durante el tercer trimestre de la vida del niño comienza el apoyo plantar.

– A los 9 meses debe ser capaz de sentarse de forma estable, es decir, sentarse sin apoyo tanto tiempo como quieran. Pueden girarse mientras están sentados y llegar a objetos que están alrededor.

– Hacia los 8 meses comienzan a poder mantenerse a 4 patas. A partir de ahí, comienza el desplazamiento de forma voluntaria mediante el gateo. Muchos caminarán directamente sin gatear o lo harán de forma extraña.

– Entre los 9-12 meses se mantienen de pie.

– Al final de los 12 meses la mayoría de los niños comienzan a andar.

2. Desarrollo motor fino

– Entre los 6-8 meses coge objetos entre el pulgar y la cara lateral del índice y cambia objetos de mano.

– A los 9-12 meses utilizan la pinza pulgar-índice de forma correcta.

3. Desarrollo visual

El desarrollo de la visión se realiza en un periodo largo que va desde el nacimiento hasta casi los 6 años. A esta edad se alcanza la visión del adulto.

– A los 6 meses es capaz de ajustar su posición para observar los objetos. Estira el cuello o se agacha para ver lo que quiere.

– A los 7 meses es capaz de sonreír al ver su imagen reflejada en un espejo.

– Hasta los 6-7 meses, si tapamos o escondemos un objeto con el que están jugando no lo buscan, es como si el objeto hubiese desaparecido. A partir de esa edad será capaz de buscarlo, porque entiende que el objeto está ahí aunque no lo puede ver.

4. Desarrollo auditivo

La capacidad de audición funciona completamente al nacer. Sin audición no se desarrollará el lenguaje.

– El bebé a los 6 meses puede ya imitar sonidos. – A los 7 meses responde a su nombre.

– Entre los 6-9 meses se detiene un momento cuando alguien dice ”no”.

– Entre los 9-12 meses, conoce el significado de muchas palabras incluyendo los nombres de los miembros de la familia. Señala o busca objetos y personas familiares cuando se le pide. Se pone triste cuando se le reprende y comienza a obedecer órdenes muy sencillas (“dame la pelota”, “abre la boca”…). Baila y hace sonidos cuando oye música.

– Entre los 7-12 meses debe localizar correctamente los ruidos en cualquier plano y debe responder a su nombre aunque sea en voz baja.

5. Lenguaje

– A los 6 meses comienza a balbucear.

– Entre los 6-9 meses utiliza la voz y no el llanto para atraer la atención. Usa sonidos diferentes y parece nombrar cosas.

– Entre los 8-9 meses comienza a decir ma- má, pa- pá pero sin sentido. Normalmente los dirá con sentido cerca del año.

– A partir de los 9 meses usa cambios de intensidad en ritmo y tono, parece remedar conversaciones.

6. Desarrollo afectivo-social

– Sobre los 6 meses comienza a reconocer extraños

– Alrededor de los 7 meses juegan a esconderse. Y cuando tiene 9 meses, es capaz de realizar órdenes simples acompañados de un gesto, como “decir adiós”.

– Cerca de los 12 meses es capaz de venir cuando se le llama.

– Alrededor de los 9 meses se dan cuenta que las emociones se pueden compartir entre personas.

¿Cuándo debo preocuparme?

• Si a los 6 meses no ha conseguido voltearse sobre sí mismo.

• Si a los 6 meses no ha conseguido sentarse con apoyo.

• Si a los 9 meses no consigue sentarse completamente estable y sólo.

• Si a los 12 meses no ha conseguido mantenerse de pié apoyado en algo.

• Si a los 6 meses no tiene intención de alcanzar objetos con sus manos y agarrarlos.

• Si a los 9 meses no es capaz de pasarse un objeto de una mano a otra.

• Si el bebé parece muy tranquilo y no reacciona a ruidos fuertes. • Si no parece seguir con su cabeza los sonidos.

• Si no reconoce a mamá y papá con 8 ó 9 meses.

• Si parece no afectarse con la separación de su mamá entre los 8 – 10 meses.

• Si parece que no se interesa por su entorno a partir de los 6 meses.

¿Cómo puedo estimular su desarrollo positivamente?

Es normal que como padres queramos acompañar a nuestros pequeños en su desarrollo, por eso les voy a dar algunos consejillos que servirán tanto para niños en los que su desarrollo parece ir dentro de la normalidad para esta etapa de 6 a 12 meses, como para aquellos que van algo más lentitos.

• A partir de los 6 meses invita al bebé a sentarse, o bien dándole nuestras manitas, si ya de por sí ellos mismos hacen por incorporarse como si aún no lo están intentando, podemos colocarles sentaditos para ir estimulando su musculatura abdominal. Aprovecha y utiliza el carrito de forma de que ya comiencen a estar verticalizados para explorar el entorno.

• Si ya se mantiene sentado es momento de comenzar a ponerle juguetes a su alrededor, de forma que tenga que girarse para alcanzarlo, o bien a poyar una de sus manitas y estirarse con la otra. Estaremos estimulando la fase del gateo.

• Podemos desestabilizarle sujetándole por sus pies a modo de juego esto hará que apoye cada una de sus manos y vaya cogiendo estabilidad en el tronco.

• Debemos intentar que el bebé en la medida de lo posible no se salte ninguna fase, me refiero sobretodo al gateo; ya sabemos que algunos niños se la saltan. Es una etapa importante para el desarrollo cerebral del bebé e incluso es la fase previa que refuerza la musculatura que el niño necesitará en fases posteriores. Por lo tanto invitémosle a que gatee.

• Podemos jugar a gatear con ellos, pues son verdaderos imitadores. De forma que si jugamos a los animales como imitar a un perrito o un gato les gustará y comenzarán a imitarnos. Otra opción es ponerle juguetes que le gusten mucho algo lejos cuando estén sentados.

• Para invitarles a que se pongan de pié, lo mismo, debemos poner algún juguete en lo alto del sofá por ejemplo. Y sobretodo darles su tiempo para que experimenten, pues si lo ponemos directamente nosotros de pié nos estaremos saltando pasos muy importantes que deben realizar para estimular su desarrollo.

• Colocar varias sillas o mesitas por el salón para que comience a desplazarse lateralmente e invitarle a que poco a poco cuando gane en confianza, a que alcance objetos que están próximos entre sí.

Se trata de una etapa muy movidita tanto para los peques de la casa como para los papás por lo que les recomiendo a que adapten el salón o alguna parte de la casa para ellos, donde puedan explorar seguros y jugar con libertad. Una buena herramienta que nos puede ser muy útil es utilizar colchonetas tipo “puzle”, pues son acolchaditas pero a la vez firmes que le permiten al bebé explorar y jugar con seguridad.

Si piensas que tu bebé puede tener algún retraso en su desarrollo no dudes en consultarlo con su pediatra y recuerda que la fisioterapia puede ayudar y acompañar a tu bebé para conseguir los hitos que le corresponden en cada etapa.

En CLÍNICA DE FISIOTERAPIA LAE somos especialistas en FISIOTERAPIA PEDIÁTRICA Y RESPIRATORIA INFANTIL, puedes encontrarnos en www.clinicafisioterapialae.com o en C/San Agustín nº 43 . Los Realejos. Además disponemos de otros servicios como FISIOTERAPIA EN TODAS SUS MODALIDADES, PILATES PARA ADULTOS Y NIÑOS, PSICOLOGÍA Y NUTRICIÓN TANTO PARA ADULTOS COMO PARA NIÑOS.